Horario:
de 10 a 14 y de 16 a 20

 

 

 

cerrar

viernes 4 de diciembre

Semana I de Adviento

San Juan Damasceno

De familia árabe cristiana de Damasco (650), fue un gran teólogo oriental. Doctor de la Iglesia (1883).

24 de Octubre: San Antonio María Claret, obispo

Descárgate el documento

Memoria obligatoria

1807, Diciembre 23Nací en la villa de Sallent. Mis padres es llamaban Juan Claret  (fabricante de tejidos) y Josefa Clarà” (Autobiografía 3). “Fuimos once hermanos” (Aut. 6). Antonio es el quinto.

1807, Diciembre 25: “Fui bautizado en la par­roquia de Santa María de Sallent” (Aut. 4). “Me pusieron los nombres de Antonio, Adjutorio, Juan” (Aut. 5).

1813: “A los seis años, mis padres me enviaron a la escuela» (Aut. 24). Primeras devociones: “Además de la santa Mi­sa: Comunión frecuente y funciones de Exposición del Santí­simo Sacramento, Catecismo y explicación del santo Evangelio, y el santí­simo Rosario” (Aut. 39).

1819: Como mi padre era fabricante de tejidos, me puso a trabajar en la fábrica” (Aut. 31). “Allí aprendí como conviene tratar a todo el mundo con afabilidad y tacto (Aut. 34).

1825: Deseoso de avanzar en los conocimientos de la fabricación, pedí a mi padre que me llevase a Barcelona” (Aut. 56). “De todas las cosas que he estudiado, en ninguna he aprendido tanto como en la fabricación” (Aut. 58).

1825-1829: “Durante los años que estuve en Barcelona me enfrié mucho en el fervor. En medio de este revuelo, mientras oía la santa Mi­sa, me acordé del Evangelio: ¿De qué le sirve al hombre ga­nar el mundo entero si arruina su vida? (Mc 8,36)” (Aut. 66 y 68). "Desengañado, fastidiado y aburrido del mundo, pensé dejarle y huirme a una soledad, meterme cartujo” (Aut. 77). Finalmente, entra en el seminario de Vic.

1835, Junio 13: “El día de San Antonio fui ordenado sacerdote” (Aut. 102).

1836-1838: Ministerio en la parroquia de Sallent. Pero pronto se le queda pequeña.

1839: En Roma, se ofrece a la Congregación de la Propagación de la Fe para ser Misionero Apostólico; entra en la Compañía de Jesús pero la abandona a causa de una enfermedad.

1843-1847: Misionero Apostólico en Cataluña: cita 73 poblaciones. En Lérida (1846), le llamarán "Padre Claret" por primera vez.

1848, Febrero 20: Don Buenaventura Codina, natural de Hostalric, es consagrado obispo de Canarias y pide la presencia del Padre Claret. Permanecerá en las islas hasta Mayo de 1849.

1849, Julio 16: Funda en Vic la Congregación de Hijos del Inmaculado Corazón de María (Claretianos): le acompañan Esteve Sala, Josep Xifré, Domènec Fàbregas, Manuel Vilaró y Jaume Clotet (Aut. 489).

1849, Agosto 11: El Sr. Obispo me entrega el nombramiento real como arzobispo de Cuba. Yo quedé como muerto” (Aut. 491). Añade la advocación de María a su nombre.

1851-1856: Arzobispo de Cuba. Convierte la archidiócesis en una gran campaña evangelizadora: formación cristiana; promoción social (Cajas de Ahorro, Granjas), y la dignificación humana (esclavitud).

1855, Agosto 25: Con la Madre Antonia Paris (1813-1885), funda las Religiosas de María Inmaculada, dedicadas a la enseñanza de niñas.

1856: Atentado en Holguín: Simulando besarle el anillo, un hombre le hiere en el cuello.

1857, Marzo 18: Confesor de la Reina Isabel II. “¡Ay Dios mío! ¡yo! ¿confesor de la reina?... dejadme como misionero y confesor de labriegos; soy como un pájaro enjaulado” (carta). Sufre mucho ante los enredos políticos: “El móvil de la política y los partidos no es más que la ambición, el orgullo y la codicia” (Aut. 630); pero aprovecha los viajes de la Reina para predicar.

1868: Con la Revolución, se exilia con la monarquía española en París.

1869-1970: Participa en el Concilio Vaticano I: defienda la infalibilidad del Papa.

1870, Julio-Agosto: Sale de Roma hacia Prada de Conflent, pero, perseguido, se refugia en el monasterio cisterciense de Fontfreda, cerca de Narbona.

1870, Octubre 24: “Le doy la absolución y le digo jaculatorias. Después se ha dormido en el Señor” (Padre Clotet).

1934, Febrero 25: Beatificado por el Papa Pío XI.

1950, Mayo 7: Canonizado por el Papa Pío XII.

Definición del Misionero: Yo me digo a mí mismo: un hijo del Inmaculado Corazón de María es un hombre que arde en caridad y que abrasa por donde pasa; que desea eficazmente y procura por todos los medios encender a todo el mundo en el fuego del divino amor. Nada le arredra, se goza en las privaciones, aborda los trabajos, abraza los sacrificios, se complace en las calumnias y se alegra en los tormentos. No piensa sino en cómo seguirá e imitará a Jesucristo, en orar, trabajar, sufrir y procurar siempre y únicamente la mayor Gloria de Dios y la salvación de las almas.

ORACIÓN APOSTÓLICA

Señor y Padre mío,

que te conozca y te haga conocer;

que te ame y te haga amar;

que te sirva y te haga servir;

que te alabe y te haga alabar

por todas las criaturas (Aut. 233).

El Misionero Apostólico

Virtudes: La humildad (raíz del árbol), la pobreza, la mansedumbre (fruto del árbol), la modestia, la mortificación, el amor a Dios (virtud más necesaria) y al prójimo.

Medios: Oración, catecismo a los niños, catecismo a los adultos, sermones, ejercicios de San Ignacio, libros-folletos.

El único propósito: “La finalidad que me propongo es que Dios sea conocido, amado y servido por todos” (Aut. 202).

recuerda

novedades