Horario:
de 10 a 14 y de 16 a 20

 

 

 

cerrar

sábado 19 de septiembre

Semana XXIV del tiempo ordinario

San Jenaro

Obispo de Benevento y mártir (304), muy popular en Nápoles.

Puedes consultar las lecturas de hoy en lecturas.misa.app.

NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES

Descárgate el documento

5 de Agosto: NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE SANTA MARÍA LA MAYOR MEMORIA FACULTATIVA

La Iglesia de Santa María la Mayor, situada sobre el monte Esquilino, en Roma, es una de las cuatro basílicas mayores primarias o patriarcales (las otras: San Pedro del Vaticano, San Pablo Extramuros y San Juan de Letrán) y representa el patriarcado de Antioquía, lugar donde por vez primera los seguidores de Cristo son llamados ‘cristianos’ (Ac 11,26). Esta primera iglesia de Occidente dedicada a la Virgen fue erigida justamente tras el Concilio de Éfeso. La Basílica de Santa María la Mayor manifiesta claramente que en María, como en un templo, el Verbo se revistió de nuestra naturaleza humana y, engendrado por ella, acampó entre nosotros (Jn 1,14). Con María, en la Fiesta de la Transfiguración de mañana, entraremos más fácilmente en la nube luminosa del Tabor, y nos encontraremos en todas partes, pero sobre todo en sus santuarios, «como en casa», porque ella misma es la estancia de Dios.

Colecta de la Misa del día: «Perdona, Señor, los pecados de tus hijos, y, ya que nuestras obras no pueden complacerte, concédenos la salvación por medio de la Madre de tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor. Que contigo vive y reina por los siglos de los siglos».

HISTORIA DE LA BASÍLICA Y LA ADVOCACIÓN

27 aC-14 dC: En tiempo del Imperio, bajo Augusto, Mecenas construye en el Monte Esquilino una grandiosa villa para hospedar en ella a los artistas de Roma. Al decaer el imperio se siguen levantando allí grandes construcciones, entre las cuales la basílica Liciniana.
352-366: Ya en tiempo del papa Liberio se construye una basílica, que será conocida con el nombre de “Basílica Liberiana”.
431, Junio 22: En el Concilio Ecuménico de Éfeso, presidido por el obispo Cirilo de Alejandría, se proclama solemnemente a María como la "Madre de Dios", condenando así las tesis de Nestoriano que negaba que María fuera generadora de Dios y atribuía a Jesús dos personas diferentes: «los Santos Padres no dudaron en llamar a la Santa Virgen, Madre de Dios, pues el Verbo le ha tomado el sagrado cuerpo perfecto».
435, Agosto 5: El Papa Sixto III (432-440) da la estructura actual a la basílica, la dedica a la Virgen (“Santa María la Mayor”) y la ofrece “al pueblo de Dios” (“Syxtus episcopus plebi Dei”). Es la primera basílica de la ciudad de Roma, y sin duda de Occidente, con este nombre.
Siglo VII: Dado que en un oratorio bajo el altar mayor -que representa el Pesebre de Belénhay fragmentos de madera y de piedra que habrían sido traídos desde Palestina, una pía tradición asegura que habría sido trasladada allí la misma cueva de Belén y por esta razón también la basílica será llamada “Sancta Maria ad præsepe o post præsepe”. ü Edad Media: A continuación de la misa del domingo de Resurrección se celebraba allí la Statio: en procesión se trasladaba la estatua del Salvador, que se encuentra en Letrán, para que Madre e Hijo se reencontraran en el día de la Resurrección. Por este hecho, la basílica de Santa María la Mayor es considerada la segunda catedral de la ciudad de Roma, después de la de Letrán.
Siglo XIV: Hasta aquel momento, el culto es de carácter local, hasta que se difunde la tradición de la fundación de la basílica. Tenía que quedar claro que la basílica era ‘deseada’ por la Virgen, y no se trataba simplemente de una obra humana.
Una tradición que se remonta hasta el siglo IV explica que Juan, caballero cristiano, y su esposa –sin hijos, y ambos entregados a las obras de caridad-, tuvieron una misma idea: nombrar a la Virgen como heredera universal de sus bienes. Pero no sabían cómo hacerlo, puesto que desconocían cuál de sus obras le complacería más. La duda les quedó aclarada mediante un sueño que tuvieron el 5 de Agosto del año 352, por medio del cual Nuestra Señora les pidió que le construyesen una iglesia en Roma, precisamente en el lugar donde vieran que la tierra estaba cubierta por la nieve. Aquel signo se produjo en el monte Esquilino. Como aquel sueño lo había tenido también el papa de entonces, Liberio (352-366), no cupo ninguna duda acerca de los deseos de la Santísima Virgen, puesto que nos encontrábamos en pleno mes de Agosto, en el ferragosto romano. De donde el nombre popular de Nuestra Señora de las Nieves (ad Nives). Y por esto en esa fecha se deja caer desde el techo una lluvia de pétalos blancos.
1570, Agosto 5: Se comienza a celebrar la festividad de Nuestra Señora de las Nieves, instituida por el papa Pío V (1566-1572).
Siglo XV, finales: Julián de Sangallo idea el famoso artesonado del techo y es tradición que el dorado fue realizado con el primer oro llegado de América, regalado por los Reyes Católicos. La basílica está puesta bajo el protectorado de España.
1586: La actual fiesta entra en el calendario romano. Actualmente es memoria no obligatoria.
1943-1944: La basílica es lugar de encuentro de los romanos en medio de las calamidades de la II Guerra Mundial, para invocar la protección de la ciudad con el papa Pío XII.
1978, desembre 8: El papa Juan Pablo II elige preferentemente Santa María la Mayor para las celebraciones oficiales marianas de carácter internacional: «El papa quiere confiar la Iglesia a la Inmaculada... También le confía la iglesia romana, como prenda y principio de todas las iglesias del mundo, en la su unidad universal».

recuerda

Recomendaciones de catequesis
Recomendaciones de catequesis

Consulta nuestras recomendaciones

novedades