660 671 515
    Rep el Butlletí clicant aquí

tancar

dimarts 23 d'abril

Octava de pasqua

Dia Mundial del Llibre i del Dret d'Autor

 

Afegeix el santoral al teu calendari 

Sant Jordi

HISTÒRIA DE LA DIADA

350: El màrtir Jordi, anomenat pels orientals “el gran màrtir”, ja gaudeix d’una gran veneració en el seu sepulcre a Lidda (Palestina), sepulcre que el sultà Saladí arrasarà al segle XII. La tradició ens parla que era de Capadòcia (actual Turquia) i que devia morir en la persecució de Deci (249-251) o de Dioclecià (300-304). 

Segle V: El Decret Gelasià (índex de llibres prohibits) qualifica d’apòcrifa la “Passio sancti Georgii”: nascut a la Capadòcia (actual Turquia) fou instruït per sa mare en el cristianisme i hauria tingut la gosadia de destruir els ídols i matar-ne els seus sacerdots. Soldat i tribú de l’exèrcit imperial, s’enfrontà a Deci (249-251) -o a Dioclecià (300-304)- que el va fer torturar i decapità.

600: La seva popularitat, que ja s’ha estès per tot l’Orient, també ho fa per l’Occident, a través de la passió breu (amb el rei Dadià)

Segle VII: El papa Lleó II (682-683) li dedica una basílica en el Velabro.

Edat Mitjana: Els croats veuen en ell un model de cavaller cristià. I una sèrie d’ordes religiosos, militars i de cavalleria el tindran per patró:

1190: l’Orde Teutònica alemanya fundat a Terra Santa,

Segle XII: el de Calatrava creat a Castella,

1201: el de Sant Jordi d’Alfama,

1348: el de Garrotera anglesa fundat per Eduard III,

Segle XIV: el de Sant Jordi de Rougemont creat a la Borgonya,

1464: el de Sant Jordi del Sacre Imperi fundat per l’emperador del Sacre Imperi Romà Germànic Frederic III d’Àustria,

Segle XVIII: els Ordes de Sant Jordi de Baviera o de Rússia.

1907: del moviment escolta, creat per Robert Baden-Powell.

1222: El rei Enric III el proclama patró d’Anglaterra. Ho serà també de: Catalunya i Aragó, Armènia, Baviera, Canadà, Capadòcia, Grècia, Hannover, Lituània, Malta, Palestina, Portugal, Rússia, Saxònia, Sèrbia, Tirol; i un país –Geòrgia- porta el seu nom.

Edat Mitjana, final: Comença a propagar-se la imatge del cavaller ferint el drac (defensor de tot el poble); imatge que correspon a uns trenta altres sants.

1456, abril 17: Les Corts Catalanes reunides al claustre de la Catedral de Barcelona el nomenen patró de Catalunya; i el 1462 el reafirmen definitivament.

1459: Les Corts catalanes decreten festa del 23 d’abril, dia de Sant Jordi.

1667: El Papa Climent IX declara el dia de Sant Jordi festivitat a tot Catalunya.

1727: Es tornen a obrir les portes de la Generalitat per tal de celebrar la diada de Sant Jordi.

Col·lecta: Glorifiquem, Senyor, el vostre poder i us demanem humilment que, així com sant Jordi va ser imitador de la passió de Crist, sigui també protector de la nostra feblesa. Per nostre Senyor Jesucrist...

 

JACQUES BREL, UNA CANCIÓN DESESPERADA

UNA CANCION DESESPERADA

sinopsi

Nadie puede ser él mismo después de escuchar a Jacques Brel, uno de los grandes nombres de la canción francesa, porque pocos hacedores de canciones de la música popular del siglo XX de allí o de donde sea son comparables en genio e intensidad al cantautor belga. Una canción como "Ne me quitte pas" refleja por sí sola el potencial creativo de su autor. Jacques Brel, una canción desesperada no es sólo una biografía al uso, sino una profundización en los textos de este artista irrepetible, en su evolución creadora o en canciones que él nunca consideró poesía pese a que su valor lírico resulta incuestionable. Por estas páginas se pasea el cantor apasionado que amaba las revelaciones de la infancia, pero también el hombre que un día decidió retirarse de los escenarios y refugiarse lejos del mundo, como Gauguin, en las lejanas Islas Marquesas. Brel le cantó a su país llano, caricaturizó a los burgueses y exaltó la amistad. En su obra se alternaron capítulos de desamor con otros en los que la soledad, la vejez y la muerte hicieron acto de presencia. Fue un artista total cuyo ejemplo sigue vivo y al que han cantado los más diversos músicos desde Frank Sinatra a David Bowie. En España ha ejercido influencia en algunos de nuestros cantautores e intérpretes de más valor, desde Joan Manuel Serrat a Joaquín Sabina, pasando por Quico Pi de la Serra, Loquillo o Paco Ibáñez. Todos los Brel inimaginables se encuentran en este libro para desentrañar esas influencias que han hecho de él un cantautor de referencia. Con ustedes Jacques Brel, el hombre y el artista, el eterno quijote de canciones tan desesperadas como eternas. En letra y en imágenes.

fitxa tècnica

títol
JACQUES BREL, UNA CANCIÓN DESESPERADA
isbn 978-84-9743-304-4
data de publicació 01/10/2009
número d'edicions 1
dimensions 21,00 x 15,00 cm
enquadernació Rústica
idioma Español / Castellano


18,00 €
20,00 €
(Estalviï's 10% de dte. per la web)

-Pot rebre-ho demà*

*Si està disponible.
*Comandes peninsulars abans de 18:00h.

Enviament gratuït*
*Comandes + 50€

-O pot recollir-lo a la botiga.

sinopsis
fitxa tècnica

Nadie puede ser él mismo después de escuchar a Jacques Brel, uno de los grandes nombres de la canción francesa, porque pocos hacedores de canciones de la música popular del siglo XX de allí o de donde sea son comparables en genio e intensidad al cantautor belga. Una canción como "Ne me quitte pas" refleja por sí sola el potencial creativo de su autor. Jacques Brel, una canción desesperada no es sólo una biografía al uso, sino una profundización en los textos de este artista irrepetible, en su evolución creadora o en canciones que él nunca consideró poesía pese a que su valor lírico resulta incuestionable. Por estas páginas se pasea el cantor apasionado que amaba las revelaciones de la infancia, pero también el hombre que un día decidió retirarse de los escenarios y refugiarse lejos del mundo, como Gauguin, en las lejanas Islas Marquesas. Brel le cantó a su país llano, caricaturizó a los burgueses y exaltó la amistad. En su obra se alternaron capítulos de desamor con otros en los que la soledad, la vejez y la muerte hicieron acto de presencia. Fue un artista total cuyo ejemplo sigue vivo y al que han cantado los más diversos músicos desde Frank Sinatra a David Bowie. En España ha ejercido influencia en algunos de nuestros cantautores e intérpretes de más valor, desde Joan Manuel Serrat a Joaquín Sabina, pasando por Quico Pi de la Serra, Loquillo o Paco Ibáñez. Todos los Brel inimaginables se encuentran en este libro para desentrañar esas influencias que han hecho de él un cantautor de referencia. Con ustedes Jacques Brel, el hombre y el artista, el eterno quijote de canciones tan desesperadas como eternas. En letra y en imágenes.

títol
JACQUES BREL, UNA CANCIÓN DESESPERADA

isbn 978-84-9743-304-4
data de publicació 01/10/2009
número d'edicions 1
dimensions 21,00 x 15,00 cm
enquadernació Rústica
idioma Español / Castellano
compartir llibre

més llibres de l'autor

els més venuts