660 671 515
   Recibe el Boletín clicando aquí

 

destacados

Volver
Jornada Mundial de los Pobres

El próximo 17 de noviembre se celebra la Jornada Mundial de los Pobres.

El Mensaje del papa Francisco con ocasión de la III Jornada Mundial de los Pobres lleva como lema «La esperanza de los pobres nunca se frustrará» (Sal 9, 19). Es una llamada que urge a toda la Iglesia, a la comunidad de creyentes y al resto de la sociedad, a devolver la esperanza perdida a causa de la injusticia, el sufrimiento y la precariedad de la vida que viven millones de personas pobres en nuestro mundo.

La Jornada Mundial de los Pobres no es una jornada para hacer una colecta más en favor de los pobres. No es tampoco una jornada para hacer algo «por» los pobres, sino «con» los pobres. Se trata de favorecer el encuentro y el diálogo fraterno, descubriendo la fuerza salvífica contenida en ellos. 

Acojamos, personal y comunitariamente, la llamada del santo padre a vivir esta Jornada para reforzar en muchos la voluntad de colaborar para que nadie se sienta privado de cercanía y solidaridad, en definitiva, privado del amor de Dios, que ofrece esperanza sobre todo a los desilusionados y privados de futuro.

A continuación tenéis algunas recomendaciones:

 

EL PACTO DE LAS CATACUMBAS

LA MISIÓN DE LOS POBRES EN LA IGLESIA

Al cumplirse los 50 años de la firma del Pacto de las Catacumbas y de la clausura del Vaticano II, la Congregación de los Misioneros del Verbo Divino (custodios de las catacumbas de Domitila, donde se firmó aquel Pacto) ha recogido en este libro no solo el texto del Pacto y los nombres de quienes lo firmaron, sino algunos trabajos significativos de diversos autores y autoras. Tras la introducción de Heinz Kulueke, superior general de la SVD, y el testimonio profético de Mons. Luigi Bettazzi, firmante del Pacto, sigue una visión bíblica de fondo de Xabier Pikaza y un panorama histórico-pastoral de Norbert Arntz.

 

DEVOLVER A JESÚS A LOS POBRES

Los pobres tiene derecho a recibir todo el Evangelio. Este es el mensaje que este libro nos ofrece, a partir de la reflexión de un grupo de cristianos que llevan años dedicados de diversas formas al servicio de los pobres.

 

 

 

 

LOS POBRES SALVARÁN EL MUNDO

Los pobres nos dan lo que ni las revoluciones, ni las ideologías, ni los avances técnicos y científicos nos han dado: la salvación, comprendida como el mundo humano, equilibrado, acogedor, alegre... que todos anhelamos. Esta visión, basada en el texto de Mons. Macry Crechi. Lo que la Iglesia pierde sin los pobres, cambia nuestra óptica en relación a las personas que sufren cualquier clase de pobreza, y nos hace mucho más comprensible el Evangelio de Jesucristo. Sin recurrir a idealizaciones, bien al contrario, Oriol Xirinachs nos muestra a partir de su dilatada experiencia, actitudes, cuestiones, percepciones, que se convierten en pistas para descubrir la presencia de Dios y la Buena Noticia de Jesús entre nosotros. 

 

 

VICARIOS DE CRISTO: LOS POBRES

Hacia finales del s. XII, un cristiano comprometido en política escribía al obispo de Lisieux: «el pobre es vicario de Cristo». Este título, que el papa Inocencio III acabó reservándose para sí mismo y para los papas, tenía hasta aquel momento un sentido mucho más amplio y se aplicaba a los pobres. El libro es una antología recogida y comentada por José I. González Faus de textos desde los Padres de la Iglesia hasta nuestros días que demuestran que la opción por los pobres y la justicia, no es una invención moderna, sino que están en la raíz misma de la teología y la espiritualidad cristianas.