Horario:
de 10 a 14 y de 16 a 20

 

 

 

cerrar

domingo 29 de noviembre

Semana I de Adviento

Día Internacional de la Solidaridad con el Pueblo Palestino

Domingo I de Adviento

A menudo vivimos apegados a los recuerdos del pasado o soñando futuros ficticios. Son maneras de evadirnos de la realidad y flotar en un mundo imaginario donde nosotros somos el centro.

San Pablo en la Epístola y  Jesús mismo en el Evangelio nos invitan a despertar y abrir los ojos para ser conscientes del momento en que vivimos. Tenemos que vivir el presente con toda intensidad porque el Señor viene en el presente, y no tiene que pillarnos desprevenidos. Es ahora que se juega el combate, es ahora que tenemos que optar por la luz y no por las tinieblas, por el Reino de Dios y no por las seducciones del mundo. Sí, es cierto que no sabemos cuándo vendrá el Señor y se instaurarán la paz y la fraternidad que deseamos, pero también lo es que es ahora cuando hay que empezar a vivir dignamente para que nos encuentre a punto cuando llegue.

No tenemos que reducir, pues, el tiempo de Adviento a un período de preparación de las fiestas navideñas. Adviento tiene que ayudarnos a vivir constantemente en un estado de consciencia plena, arraigados en el presente y activos en la esperanza de la venida del Señor.

Oración colecta

Dios todopoderoso, aviva en tus fieles, al comenzar el Adviento, el deseo de salir al encuentro de Cristo, que viene, acompañados por las buenas obras, para que, colocados un día a su derecha, merezcan poseer el Reino Eterno.

 

 

CARTA A MIS HIJOS Y A LOS HIJOS DEL MUNDO POR VENIR

sinopsis

He percibido -no solo en mis hijos y nietos, sino también en un creciente número de jóvenes- ese nuevo aliento que anima la voluntad de instaurar verdaderos valores humanos (solidaridad, creatividad, generosidad, saber, reinvención del amor, alianza con la naturaleza, atracción festiva por la vida), rompiendo con los valores patriarcales (autoridad, sacrificio, trabajo, culpabilidad, servilismo, clientelismo, contención y descarga de las emociones), esencialmente centrados en la predación, el dinero, el poder y esa separación de uno consigo mismo de donde proceden el miedo, el odio y el desprecio del otro.
A pesar de los medios de comunicación que se aplican en ignorarlo, una sociedad viviente se construye clandestinamente bajo la barbarie y las ruinas del Viejo Mundo. Resulta útil mostrar de qué modo se manifiesta y cómo progresará.

ficha técnica

título
CARTA A MIS HIJOS Y A LOS HIJOS DEL MUNDO POR VENIR
isbn 9788499214344
fecha de publicación 01/11/2013
número de ediciones 1
datos del libro 96 pags
dimensiones 20,00 x 14,50 cm
encuadernación Rústica
idioma Español / Castellano


9,31 €
9,80 €
(Ahorre 5% de dto. por la web)
No disponible

-Recíbalo mañana*

*Si está disponible.
*Pedidos peninsulares antes de las 17:00h.

Envío gratuito*
*Pedidos +50€ (Sólo Península y Baleares)

-O puede recogerlo en la tienda.

sinopsis
ficha técnica

He percibido -no solo en mis hijos y nietos, sino también en un creciente número de jóvenes- ese nuevo aliento que anima la voluntad de instaurar verdaderos valores humanos (solidaridad, creatividad, generosidad, saber, reinvención del amor, alianza con la naturaleza, atracción festiva por la vida), rompiendo con los valores patriarcales (autoridad, sacrificio, trabajo, culpabilidad, servilismo, clientelismo, contención y descarga de las emociones), esencialmente centrados en la predación, el dinero, el poder y esa separación de uno consigo mismo de donde proceden el miedo, el odio y el desprecio del otro.
A pesar de los medios de comunicación que se aplican en ignorarlo, una sociedad viviente se construye clandestinamente bajo la barbarie y las ruinas del Viejo Mundo. Resulta útil mostrar de qué modo se manifiesta y cómo progresará.

título
CARTA A MIS HIJOS Y A LOS HIJOS DEL MUNDO POR VENIR

isbn 9788499214344
fecha de publicación 01/11/2013
número de ediciones 1
datos del libro 96 pags
dimensiones 20,00 x 14,50 cm
encuadernación Rústica
idioma Español / Castellano
compartir libro

los más vendidos