Cerrado por vacaciones:
del 1 al 23 de agosto.

 

 

 

cerrar

jueves 6 de agosto

Semana XVIII del tiempo ordinario

Transfiguración del Señor

La fiesta de hoy recuerda un hecho central en el evangelio. En medio de la vida pública de Jesús, cuando tras los primeros tiempos de éxitos populares Jesús empieza a decir que si fidelidad al amor de Dios acabará llevándole a morir en una cruz, se produce un acontecimiento de gran intensidad espiritual: Jesús asciende a lo alto de una montaña con sus tres discípulos más amigos. Es un momento importante y debe ser interpretado en un ambiente de fe y de oración. Jesús, solo en la cima de la montaña, en actitud de oración, se da a conocer. Jesús aparece entonces centrando la Ley y a los Profetas, y su rostro es la gloria de Dios. Los discípulos quedan boquiabiertos y desean quedarse allí. Pero Jesús quiere hacerles entender que aquello es solo un anticipo de lo que va a ser el final de su camino; quiere que entiendan que su camino conduce hasta la muerte, pero que tal muerte abrirá las puertas a la vida plena y luminosa de la resurrección. 

Este hecho evangélico lo recordamos también todos los años en el segundo domingo de Cuaresma, para ayudarnos a vivir mejor el sentido de ese tiempo litúrgico, que es un camino que nos conduce hasta la conmemoración de la muerte de Jesús pero con los ojos puestos en su resurrección, en el Domingo de Resurrección. Pero lo volvemos a recordar y celebrar en esta fiesta de hoy de origen oriental que nos anima a revivir de nuevo la alegría de seguir a Jesús. Puesto que el camino de Jesús es siempre luz de vida.

Muchos de quienes tienen por nombre Salvador, celebran hoy su onomástica: porque Jesús es nuestro salvador, nuestra luz, nuestra vida.

Ver más...

Puedes consultar las lecturas de hoy en lecturas.misa.app.

EL CARDENAL JOSÉ MARÍA BUENO MONREAL

sinopsis

La Iglesia no necesita apologetas de sus causas, ni abanderados de sus guerras... sino obipos-pastores próximos a la gente... que sean dóciles, tranquilos y misericordiosos (Papa Francisco). Esto lo realizó perfectamente el Cardenal Arzobispo de Sevilla, D. José María Bueno Monreal

Fue nombrao cardenal por Juan XXIII, en el Concilio Vaticano II y se mostró en cabeza del conjunto minoritario reformista en episcopado español. En el tiempo del Postconcilio, dedicó sus mayores esfuerzos (Sínodo Hispalense, Asamblea Conjunta, Centro de Estudios Teológicos...) a sembrar en Sevilla, y en el resto del estado español, el contenido de los documentos del Concilio. Su influencia fue primordial en las relaciones Iglesia-Estado, que guiaron hacia una transformación del régimen del caudillo, más en la línea con los sistemas de libertad y demócratas que imperaban en los países de Europa de nuestro alrededor. En los tiempos de crisis del clero y secularizaciones, se demostró, con la forma de tratar a sus sacerdotes, el intenso humanismo cristiano del cardenal, el mismo al que Jacques Maritain había declarado como humanismo integral, y del que Juan Pablo II dijo que «estaba fundado en el reconocimiento de la verdadera dignidad y de los derechos del hombre».

ficha técnica

título
EL CARDENAL JOSÉ MARÍA BUENO MONREAL
isbn 9788422019350
fecha de publicación 01/01/2017
colección FUERA DE COLECCIÓN
número de ediciones 1
datos del libro 767 pags
encuadernación Carpeta
idioma Español / Castellano

listado de materias relacionadas

19,95 €
21,00 €
(Ahorre 5% de dto. por la web)

- Los envíos se realizaran a partir del 23 de agosto.*

*Si está disponible.

Envío gratuito: pedidos +50€ (Sólo España Península y Baleares).

-O podrá recogerlo en la tienda.

sinopsis
ficha técnica

La Iglesia no necesita apologetas de sus causas, ni abanderados de sus guerras... sino obipos-pastores próximos a la gente... que sean dóciles, tranquilos y misericordiosos (Papa Francisco). Esto lo realizó perfectamente el Cardenal Arzobispo de Sevilla, D. José María Bueno Monreal

Fue nombrao cardenal por Juan XXIII, en el Concilio Vaticano II y se mostró en cabeza del conjunto minoritario reformista en episcopado español. En el tiempo del Postconcilio, dedicó sus mayores esfuerzos (Sínodo Hispalense, Asamblea Conjunta, Centro de Estudios Teológicos...) a sembrar en Sevilla, y en el resto del estado español, el contenido de los documentos del Concilio. Su influencia fue primordial en las relaciones Iglesia-Estado, que guiaron hacia una transformación del régimen del caudillo, más en la línea con los sistemas de libertad y demócratas que imperaban en los países de Europa de nuestro alrededor. En los tiempos de crisis del clero y secularizaciones, se demostró, con la forma de tratar a sus sacerdotes, el intenso humanismo cristiano del cardenal, el mismo al que Jacques Maritain había declarado como humanismo integral, y del que Juan Pablo II dijo que «estaba fundado en el reconocimiento de la verdadera dignidad y de los derechos del hombre».

título
EL CARDENAL JOSÉ MARÍA BUENO MONREAL

isbn 9788422019350
fecha de publicación 01/01/2017
colección FUERA DE COLECCIÓN
número de ediciones 1
datos del libro 767 pags
encuadernación Carpeta
idioma Español / Castellano
compartir libro

los más vendidos