La misa de cada día
Suscríbase aquí

cerrar

martes 22 de agosto

Semana XX del tiempo ordinario

Nuestra Señora, Reina de Cielo y Tierra
Nuestra Señora, Reina de Cielo y Tierra

«¿Quién soy yo para que visite la madre de mi Señor?» (Isabel a María, Lc 1,43).

«Dios todopoderoso, que nos has dado como Madre y como Reina a la Madre de tu Unigénito, concédenos que, protegidos por su intercesión, alcancemos la gloria de tus hijos en el reino de los cielos. Por Nuestro Señor Jesucristo» (Colecta).

«La solemnidad de la Asunción se prolonga gozosamente en la celebración de la memoria de Nuestra Señora Reina, que se celebra ocho días después y en la cual contemplamos a Aquella que, sentada al lado del Rey de los siglos, resplandece como Reina e intercede como Madre» (Papa Pau VI, Marialis cultus, 02.02.1974).

«La Virgen Inmaculada… fue llevada en cuerpo y alma a la gloria del cielo y elevada al trono por el Señor como Reina del universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los señores (cf. Ap 19,16)  y vencedor del pecado y de la muerte» (Constitución Lumen Gentium 59, Concilio Vaticano II).

La celebración de Nuestra Señora Reina es un paralelo de la solemnidad de Cristo Rey; como lo es la del Corazón Inmaculado de Maria de la del Sagrado Corazón de Jesús. Instituida en el año 1955, se celebraba el 31 de Mayo; la nueva fecha de hoy en día acerca más la realeza de la Virgen a su Asunción o glorificación del 15 de Agosto.

La humilde joven de Nazaret, que se definió como “la esclava del Señor”, es Reina por su amor, por su fidelidad, por su entrega a la voluntad del Padre. De ahí que el pueblo cristiano, de un modo especial desde la Edad Media, invocase a María como “Reina y Madre de misericordia”, como expresión de su confianza hacia ella. María, asunta al cielo, en comunión total con Dios, permanece atenta amorosamente al camino de cada uno de sus hijos en la tierra.

Ver más...

 

IGLESIA DE ESPÍAS -RIEBLING, MARK-978-84-16541-40-9

IGLESIA DE ESPÍAS

LA GUERRA SECRETA DEL PAPA CONTRA HITLER

sinopsis

El papel de Pío XII durante los convulsos años de la Segunda Guerra Mundial ha sido siempre fuente de controversia. Antes de que la fumata blanca anunciara su papado, en 1939, Eugenio Pacelli había sido un feroz crítico del nacionalcionalismo y un decidido defensor de la igualdad racial; pero, como por arte de magia, a los
pocos meses de ser nombrado sumo pontífice sus críticas al Tercer Reich desaparecieron.
Sólo su primera encíclica durante la guerra mencionó directamente a los judíos por su nombre y, tras ésta, mantuvo una posición pusilánime frente a Hitler que ha sido enormemente criticada. Mark Riebling, con un amplio respaldo de documentos recientemente desclasificados, asegura en su libro que todo este inexplicable silencio formaba parte de un plan del propio Pío XII para matar al führer.
"El último día durante la guerra que Pío dijo públicamente la palabra ? judío'' es, de hecho, el primer día en que podemos documentar su decisión de ayudar a acabar con Adolf Hitler".

ficha técnica

título
IGLESIA DE ESPÍAS
isbn 978-84-16541-40-9
fecha de publicación 01/03/2016
editorial Stella Maris
número de ediciones 1
datos del libro 443 pags
encuadernación Rústica
idioma Español / Castellano

listado de materias relacionadas

20,42 €
21,50 €
(Ahorre 5% de dto. por la web)

-Portes gratuitos*
*Pedidos +50€

-Recíbalo mañana*
*Pedidos peninsulares antes de las 18:00h 
-O puede recogerlo en la tienda

los más vendidos