Horario:
de 10 a 14 y de 16 a 20

 

 

 

cerrar

lunes 8 de marzo

Semana III de Cuaresma

Día Mundial de la Mujer

San Juan de Dios

Maltratado como paciente en un hospital de Granada, fundó la Orden Hospitalaria para que los enfermos estén bien atendidos († 1550).

Puedes consultar las lecturas de hoy en lecturas.misa.app.

LA CORRUPCIÓN NO SE PERDONA

EL PECADO ESTRUCTURAL EN LA IGLESIA Y EN EL MUNDO

sinopsis

La corrupción en sí misma no se perdona, debido a que es un pecado estructural y está ligado a un sistema injusto, que la Biblia llama satánico, identificándolo con las «bestias», a las que Ap 13 manda sin más al averno. Verdaderamente pueden ser perdonadas las personas corruptas; cuando cambian de pensamiento y de actos (pues eso significa conversión, es decir, meta-noia), como anuncia Mc 1,14-15, pero nunca la corrupción en sí, porque es intrínsecamente negativa. Hay pecados individuales de corrupción que pueden y deben ser denunciados con nombre y apellido, pero la corrupción propiamente, como estructura demoníaca, ha de ser superada y destruida sin opción de perdonar, como ha denunciado la Biblia en su conjunto y, especialmente, el mismo Jesús.

ficha técnica

título
LA CORRUPCIÓN NO SE PERDONA
isbn 9788428830782
fecha de publicación 26/01/2017
editorial PPC altres
colección Cruce
número de ediciones 1
datos del libro 160 pags
encuadernación Rústica
idioma Español / Castellano

listado de materias relacionadas

13,30 €
14,00 €
(Ahorre 5% de dto. por la web)

-Recíbalo mañana*

*Si está disponible.
*Pedidos peninsulares antes de las 17:00h.

Envío gratuito*
*Pedidos +50€ (Sólo Península y Baleares)

Durante el estado de alarma en España no se realizan envíos a Suramérica ni Centroamérica.

-O puede recogerlo en la tienda.

sinopsis
ficha técnica

La corrupción en sí misma no se perdona, debido a que es un pecado estructural y está ligado a un sistema injusto, que la Biblia llama satánico, identificándolo con las «bestias», a las que Ap 13 manda sin más al averno. Verdaderamente pueden ser perdonadas las personas corruptas; cuando cambian de pensamiento y de actos (pues eso significa conversión, es decir, meta-noia), como anuncia Mc 1,14-15, pero nunca la corrupción en sí, porque es intrínsecamente negativa. Hay pecados individuales de corrupción que pueden y deben ser denunciados con nombre y apellido, pero la corrupción propiamente, como estructura demoníaca, ha de ser superada y destruida sin opción de perdonar, como ha denunciado la Biblia en su conjunto y, especialmente, el mismo Jesús.

título
LA CORRUPCIÓN NO SE PERDONA

isbn 9788428830782
fecha de publicación 26/01/2017
editorial PPC altres
colección Cruce
número de ediciones 1
datos del libro 160 pags
encuadernación Rústica
idioma Español / Castellano
compartir libro

más libros del autor

los más vendidos