La misa de cada día
Suscríbase aquí

cerrar

martes 22 de agosto

Semana XX del tiempo ordinario

Nuestra Señora, Reina de Cielo y Tierra
Nuestra Señora, Reina de Cielo y Tierra

«¿Quién soy yo para que visite la madre de mi Señor?» (Isabel a María, Lc 1,43).

«Dios todopoderoso, que nos has dado como Madre y como Reina a la Madre de tu Unigénito, concédenos que, protegidos por su intercesión, alcancemos la gloria de tus hijos en el reino de los cielos. Por Nuestro Señor Jesucristo» (Colecta).

«La solemnidad de la Asunción se prolonga gozosamente en la celebración de la memoria de Nuestra Señora Reina, que se celebra ocho días después y en la cual contemplamos a Aquella que, sentada al lado del Rey de los siglos, resplandece como Reina e intercede como Madre» (Papa Pau VI, Marialis cultus, 02.02.1974).

«La Virgen Inmaculada… fue llevada en cuerpo y alma a la gloria del cielo y elevada al trono por el Señor como Reina del universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los señores (cf. Ap 19,16)  y vencedor del pecado y de la muerte» (Constitución Lumen Gentium 59, Concilio Vaticano II).

La celebración de Nuestra Señora Reina es un paralelo de la solemnidad de Cristo Rey; como lo es la del Corazón Inmaculado de Maria de la del Sagrado Corazón de Jesús. Instituida en el año 1955, se celebraba el 31 de Mayo; la nueva fecha de hoy en día acerca más la realeza de la Virgen a su Asunción o glorificación del 15 de Agosto.

La humilde joven de Nazaret, que se definió como “la esclava del Señor”, es Reina por su amor, por su fidelidad, por su entrega a la voluntad del Padre. De ahí que el pueblo cristiano, de un modo especial desde la Edad Media, invocase a María como “Reina y Madre de misericordia”, como expresión de su confianza hacia ella. María, asunta al cielo, en comunión total con Dios, permanece atenta amorosamente al camino de cada uno de sus hijos en la tierra.

Ver más...

 

QUIET-SERRA, MARIUS-8497873424

QUIET

sinopsis

Quiet cobreix set anys en la vida del nostre fill Lluís Serra Pablo, àlies Llullu, que va néixer amb una greu encefalopatia que la ciència neurològica encara no ha estat capaç de definir. El Lluís és el nostre segon fill. Té unes necessitats una mica peculiars, però això només significa que estem més pendents de la seva fragilitat. A Quiet, he buscat una forma narrativa d'explicar l'ambivalent estat emocional que provoca tenir un fill que no progressa adequadament. Un estat sovint exposat als fiblons del dolor, però en el que predomina la joia i un cert embadaliment. M'ha semblat que la millor manera de fer-ho era rescatar escenes concretes fixades en la memòria i posar-les en moviment. Records refulgents. I he pretès, alhora, compondre un mirall. Dorian Gray va vendre l'ànima al diable per poder ser, més que immortal, invariable, mentre els estralls del temps anaven canviant l'aspecte del retrat invisible que havia amagat al soterrani. Aquí el procés s'inverteix. Tots els que ens mirem una mica a fons en aquest mirall envellim d'una manera diferent. Si Dorian Gray hagués conegut un llullu no s'hauria conformat mai de la vida amb la invariabilitat dels presumptes immortals. Hauria après a mirar en comptes de voler ser mirat. A envellir. Molt probablement no hauria volgut ser retratat, sinó retrat.

ficha técnica

título
QUIET
isbn 8497873424
fecha de publicación 01/11/2008
número de ediciones 1
datos del libro 200 pags
encuadernación Rústica
idioma Catalán


15,24 €
16,05 €
(Ahorre 5% de dto. por la web)

-Portes gratuitos*
*Pedidos +50€

-Recíbalo mañana*
*Pedidos peninsulares antes de las 18:00h 
-O puede recogerlo en la tienda

más libros del autor


los más vendidos