660 671 515
   Recibe el Boletín clicando aquí

 

cerrar

lunes 23 de septiembre

Semana XXV del tiempo ordinario

San Pío de Pietrelcina

 

Memoria obligatoria

Francesco Forgione nació en Pietrelcina (Nápoles) en 1887, en una modesta familia de labradores. Al profesar en los capuchinos, cambió su nombre por el de Pío. Prácticamente pasó toda su vida en el convento de San Giovanni Rotondo, y allí recibió los estigmas de la pasión, que le provocaron problemas con las autoridades eclesiásticas a la vez que una gran popularidad entre la gente. Un día un moribundo le preguntó: “Pero Dios, ¿me perdonará tantos pecados?” a lo que el Padre Pío respondió: “No tenga ninguna duda, éste es el oficio de Dios”. Murió en 1968.

Oración colecta

Dios todopoderoso y eterno, que concediste a san Pío, presbítero, la gracia singular de participar en la Cruz de tu Hijo, y por su ministerio renovaste las maravillas de tu misericordia, concédenos, por su intercesión, que, compartiendo los sufrimientos de Cristo, lleguemos felizmente a la gloria de la resurrección.

Puedes consultar las lecturas de hoy en lecturas.misa.app.

 

SANTA ROSA DE LIMA

sinopsis

Santa Rosa de Lima (1586-1617), la joven que cautivó el Corazón de Cristo por su absoluta fidelidad a la Voluntad de Dios, ha sido elegida Patrona de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud (Madrid, agosto de 2011), entre otros santos jóvenes.Conocer la corta y prodigiosa vida de Santa Rosa no es fácil, porque no hay libros recientes sobre ella. Por eso, es de agradecer esta obra del dominico Vicente Forcada, que ha acertado en la presentación del "primer fruto de santidad de América", de la que es Patrona.Quienes han oído hablar de Santa Rosa saben que fue una joven de oración continua, día y noche (dormía sólo dos horas); que sus penitencias eran muy fuertes, por la salvación de los pecadores; que pasaba gran parte de su vida en una celda que se construyó en el patio de la casa paterna o en la casa de sus padres adoptivos, porque, aunque era dominica como Santa Catalina de Siena, no dejó de ser seglar, laica. Perteneció a la Familia Dominicana como dominica seglar: miembro de lo que se llamaba la Tercera Orden de Santo Domingo. Y sus confesores y directores espirituales eran dominicos del convento de Santo Domingo de Lima, a cuya iglesia acudía cada día y oraba especialmente en la capilla de la Virgen del Rosario. Todo eso es cierto.Pero también es cierto que fue, como el también dominico coetáneo suyo en Lima, San Martín de Porres, una joven entregada a socorrer a los necesitados y al servicio domiciliario de los enfermos, incluso contagiosos. Su amor a Dios se demostraba con el amor a los hermanos más humildes.Todo esto, y mucho más que contiene esta obra, es lo que decidió a la Iglesia canonizarla y proponerla a toda América y Filipinas como modelo y Patrona Celestial, patronazgo que en 2011 se extiende a todos los jóvenes del mundo, presentes en la Jornada Mundial de la Juventud.

ficha técnica

título
SANTA ROSA DE LIMA
isbn 978-84-8407-9
fecha de publicación 01/10/2010
editorial EDIBESA
número de ediciones 1
datos del libro 197 pags
encuadernación Rústica
idioma Español / Castellano


6,84 €
7,20 €
(Ahorre 5% de dto. por la web)

-Recíbalo mañana*

*Si está disponible.
*Pedidos peninsulares antes de las 18:00h.

Envío gratuito*
*Pedidos +50€

-O puede recogerlo en la tienda.

sinopsis
ficha técnica

Santa Rosa de Lima (1586-1617), la joven que cautivó el Corazón de Cristo por su absoluta fidelidad a la Voluntad de Dios, ha sido elegida Patrona de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud (Madrid, agosto de 2011), entre otros santos jóvenes.Conocer la corta y prodigiosa vida de Santa Rosa no es fácil, porque no hay libros recientes sobre ella. Por eso, es de agradecer esta obra del dominico Vicente Forcada, que ha acertado en la presentación del "primer fruto de santidad de América", de la que es Patrona.Quienes han oído hablar de Santa Rosa saben que fue una joven de oración continua, día y noche (dormía sólo dos horas); que sus penitencias eran muy fuertes, por la salvación de los pecadores; que pasaba gran parte de su vida en una celda que se construyó en el patio de la casa paterna o en la casa de sus padres adoptivos, porque, aunque era dominica como Santa Catalina de Siena, no dejó de ser seglar, laica. Perteneció a la Familia Dominicana como dominica seglar: miembro de lo que se llamaba la Tercera Orden de Santo Domingo. Y sus confesores y directores espirituales eran dominicos del convento de Santo Domingo de Lima, a cuya iglesia acudía cada día y oraba especialmente en la capilla de la Virgen del Rosario. Todo eso es cierto.Pero también es cierto que fue, como el también dominico coetáneo suyo en Lima, San Martín de Porres, una joven entregada a socorrer a los necesitados y al servicio domiciliario de los enfermos, incluso contagiosos. Su amor a Dios se demostraba con el amor a los hermanos más humildes.Todo esto, y mucho más que contiene esta obra, es lo que decidió a la Iglesia canonizarla y proponerla a toda América y Filipinas como modelo y Patrona Celestial, patronazgo que en 2011 se extiende a todos los jóvenes del mundo, presentes en la Jornada Mundial de la Juventud.

título
SANTA ROSA DE LIMA

isbn 978-84-8407-9
fecha de publicación 01/10/2010
editorial EDIBESA
número de ediciones 1
datos del libro 197 pags
encuadernación Rústica
idioma Español / Castellano
compartir libro

los más vendidos