Cerrado por vacaciones:
del 1 al 23 de agosto.

 

 

 

cerrar

jueves 6 de agosto

Semana XVIII del tiempo ordinario

Transfiguración del Señor

La fiesta de hoy recuerda un hecho central en el evangelio. En medio de la vida pública de Jesús, cuando tras los primeros tiempos de éxitos populares Jesús empieza a decir que si fidelidad al amor de Dios acabará llevándole a morir en una cruz, se produce un acontecimiento de gran intensidad espiritual: Jesús asciende a lo alto de una montaña con sus tres discípulos más amigos. Es un momento importante y debe ser interpretado en un ambiente de fe y de oración. Jesús, solo en la cima de la montaña, en actitud de oración, se da a conocer. Jesús aparece entonces centrando la Ley y a los Profetas, y su rostro es la gloria de Dios. Los discípulos quedan boquiabiertos y desean quedarse allí. Pero Jesús quiere hacerles entender que aquello es solo un anticipo de lo que va a ser el final de su camino; quiere que entiendan que su camino conduce hasta la muerte, pero que tal muerte abrirá las puertas a la vida plena y luminosa de la resurrección. 

Este hecho evangélico lo recordamos también todos los años en el segundo domingo de Cuaresma, para ayudarnos a vivir mejor el sentido de ese tiempo litúrgico, que es un camino que nos conduce hasta la conmemoración de la muerte de Jesús pero con los ojos puestos en su resurrección, en el Domingo de Resurrección. Pero lo volvemos a recordar y celebrar en esta fiesta de hoy de origen oriental que nos anima a revivir de nuevo la alegría de seguir a Jesús. Puesto que el camino de Jesús es siempre luz de vida.

Muchos de quienes tienen por nombre Salvador, celebran hoy su onomástica: porque Jesús es nuestro salvador, nuestra luz, nuestra vida.

Ver más...

Puedes consultar las lecturas de hoy en lecturas.misa.app.

TREINTA PALABRAS PARA LA MADUREZ -COLECCION CRECIM

sinopsis

¿Siento que procedo maduramente, de acuerdo a mi edad y situación vital? ¿Respondo con relativa madurez a la estimulación de mi mundo interior y ambiental? ¿Soy modesta pero realmente feliz conmigo mismo, a la vez que establezco relaciones personalizadoras, madurantes? Viejas preguntas que abren cuestiones siempre actuales.El proceso de maduración en sus diferentes niveles, que inauguramos con nuestro nacimiento, pasa por crisis que es necesario aprender a manejar. La madurez, tan difícil de delimitar psicológicamente, la intuimos o constatamos en nosotros mismos o en los demás y de ella depende, junto con otros factores, la calidad humana de nuestra vida.Acudir al psicólogo tiene que ver no sólo con crisis agudas, sino con el crecimiento personal, sobre todo en encrucijadas existenciales. El ámbito familiar, de pareja, laboral, social, nos da datos que pueden iluminar la veracidad de nuestro proceso de maduración como urgente y profunda tarea personal y grupal.Este libro, nacido de la escucha psicoterapéutica, del contacto humano con una gran diversidad de personas y culturas y enriquecido con puntos de vista de amigos y compañeros, trata de iluminar el camino de maduración y afrontar el reto de la madurez. Se convierte así en un instrumento de trabajo para personas y grupos que buscan humanizar su vida, la vida, uniendo la experiencia y la palabra.

ficha técnica

título
TREINTA PALABRAS PARA LA MADUREZ -COLECCION CRECIM
isbn 843301254
fecha de publicación 01/11/1997
colección FORA DE COL.LECCIÓ
número de ediciones 1
datos del libro 240 pags
encuadernación [Vacío]
idioma Español / Castellano


13,30 €
14,00 €
(Ahorre 5% de dto. por la web)

- Los envíos se realizaran a partir del 23 de agosto.*

*Si está disponible.

Envío gratuito: pedidos +50€ (Sólo España Península y Baleares).

-O podrá recogerlo en la tienda.

sinopsis
ficha técnica

¿Siento que procedo maduramente, de acuerdo a mi edad y situación vital? ¿Respondo con relativa madurez a la estimulación de mi mundo interior y ambiental? ¿Soy modesta pero realmente feliz conmigo mismo, a la vez que establezco relaciones personalizadoras, madurantes? Viejas preguntas que abren cuestiones siempre actuales.El proceso de maduración en sus diferentes niveles, que inauguramos con nuestro nacimiento, pasa por crisis que es necesario aprender a manejar. La madurez, tan difícil de delimitar psicológicamente, la intuimos o constatamos en nosotros mismos o en los demás y de ella depende, junto con otros factores, la calidad humana de nuestra vida.Acudir al psicólogo tiene que ver no sólo con crisis agudas, sino con el crecimiento personal, sobre todo en encrucijadas existenciales. El ámbito familiar, de pareja, laboral, social, nos da datos que pueden iluminar la veracidad de nuestro proceso de maduración como urgente y profunda tarea personal y grupal.Este libro, nacido de la escucha psicoterapéutica, del contacto humano con una gran diversidad de personas y culturas y enriquecido con puntos de vista de amigos y compañeros, trata de iluminar el camino de maduración y afrontar el reto de la madurez. Se convierte así en un instrumento de trabajo para personas y grupos que buscan humanizar su vida, la vida, uniendo la experiencia y la palabra.

título
TREINTA PALABRAS PARA LA MADUREZ -COLECCION CRECIM

isbn 843301254
fecha de publicación 01/11/1997
colección FORA DE COL.LECCIÓ
número de ediciones 1
datos del libro 240 pags
encuadernación [Vacío]
idioma Español / Castellano
compartir libro

los más vendidos